e-Learning, Gestión de Conocimiento y Prácticas Colaborativas

Home Blog Tank eLearning e-Learning, Gestión de Conocimiento y Prácticas Colaborativas

e-Learning, Gestión de Conocimiento y Prácticas Colaborativas

En un artículo reciente de Heller Search Associates encontré una invitación a desentrañar la confusión entre cooperación y colaboración. Mi reflexión parte de como superar las dificultades que señala el articulo a través de estrategias de gestión de conocimiento mediante la cadena.

elearning y gestion de conocimiento AcademyTic

elearning y gestion de conocimiento AcademyTic

En un artículo reciente de Heller Search Associates encontré una invitación a desentrañar la confusión entre cooperación y colaboración. Mi reflexión parte de como superar las dificultades que señala el articulo a través de estrategias de gestión de conocimiento mediante la cadena de valor del e-learning. Primero veamos las dos ideas claves el autor del artículo en referencia Doug Moran (@IfYouWillLead) que me llevaron a escribir este blog post:

1. Lo primero a destacar es la definición que distingue los dos conceptos: “la cooperación es una medida de la calidad de una relación; mientras que colaboración es una medida de la calidad del resultado que la relación produce”.

2. Con este encuadre el autor señala que “Ha crecido un énfasis en herramientas no necesariamente en una cultura y unas prácticas colaborativas”

Ahora llevemos estos dos argumentos a nuestra propuesta de gestión de conocimiento por medio del e-leraning. En primer lugar, nuestra experiencia nos enseña que una estrategia de gestión de conocimiento que no se integre a una de formación tiene pocas posibilidades de apropiación y transformación de la cultura organizacional. En el mismo sentido, una apuesta de formación que no articule una de gestión de conocimiento carece de sostenibilidad y cae en la obsolescencia de contenido.

Una apuesta sobre e-learning que articule tanto las prácticas de gestión de conocimiento como las de entrenamiento y desarrollo de capacidades produce circuitos de retroalimentación virtuosa. Para lograr esto, la solución tecnológica debe por supuesto acompañarse de un modelo de interacción que junte estos dos dominios muchas veces desconectados. Lo anterior implica disponer de herramientas y modelos que permitan aprovechar todos los espacios en donde se desarrolla conocimiento y donde se fortalece el aprendizaje.

El problema es que muchos de los programas de entrenamiento y las herramientas dispuestas para ello no alcanzan a llegar a esos espacios donde se están dando los mayores resultados del aprendizaje organizacional. Si se quiere, nos esta ocurriendo igual que en la educación formal y es que la mayor parte de la experiencia del aprendizaje es invisible a los formadores (les recomiendo el estudio de Cristobal Cobo y John Movarec: “Aprendizaje Invisible“).
La propuesta de solución es integrar el mundo cotidiano de las sesiones de grupos de tarea o proyectos especiales, con las sesiones de planeación o de evaluación, con las de formación, entrenamiento y desarrollo de capacidades. Integrando por supuesto los resultados documentados de cada uno de estos momentos como muestra de esa cultura de la colaboración.

Traduciendo lo anterior, a nuestro modelo tenemos que es necesario vincular on-site training, rapid learning, virtual class como una cadena continua de e-learning enriquecida por los espacios cotidianos de colaboración y gestión de conocimiento.

Por Sandro Jiménez, PhD (direccion@academytic.co)

 


About Author : Academytic